sábado, 24 de marzo de 2018

como revivieron a paul en rapido y furioso 7

Cómo resucitaron a Paul Walker en la gran pantalla para Furious 7



Muchos de los presentes no pudieron contener la emoción hace unos días en el estreno mundial de "Furious 7", la última entrega de la saga de películas de "Rápido y furioso", que tuvo lugar por sorpresa en Austin, Texas, en el marco del festival South by Southwest.
Ocurrió cuando apareció en pantalla, por última vez, el fallecido actor Paul Walker interpretando el papel del agente encubierto Brian O'Conner.
Walker murió el 30 de noviembre de 2013 en un accidente automovilístico en California cuando se encontraba en medio del rodaje del que se convertiría en su filme póstumo.
Tras la desaparición del actor de 40 años, el estudio Universal se encontró ante una disyuntiva: dejar la película inacabada o tratar de terminarla utilizando la tecnología disponible.
Finalmente -tras varios meses de interrupción, que sirvieron para que los otros protagonistas de la saga se rehicieran del duro golpe que supuso la muerte de su compañero y para rescribir el guión de la cinta- el rodaje se reanudó y la cinta llegó a los cines estadounidenses el primer viernes de abril.

Imágenes por computadora

Los que han podido ver ya la película, de la que se había filmado aproximadamente la mitad cuando Walker falleció, aseguran que resulta difícil distinguir las escenas rodadas por el actor y las que se hicieron con posterioridad a su muerte.
Según la prensa estadounidense, para conseguir que Walker "resucitara" en la gran pantalla los responsables de "Furious 7" han recurrido a la generación de imágenes por computadora, una técnica que en inglés se conoce con las siglas CGI (computer-generated imaginery).


Esta tecnología se utiliza desde hace más de dos décadas. En 1994 se usó CGI para devolver a la vida en "El Cuervo" a Brandon Lee, hijo de la estrella de las artes marciales Bruce Lee, quien falleció en medio del rodaje de la película. También se utilizó en 2000 para completar las escenas que el actor Oliver Reed no pudo terminar al morir mientras filmaba "Gladiator".
Pero la técnica por entonces era algo rudimentaria. En cambio, los especialistas señalan que ahora casi no se distinguen las partes generadas con computadora de las realmente filmadas.



Derechos de autor de la imagen

Según informaba hace un tiempo la prensa estadounidense, los retrasos en el rodaje causados por el fallecimiento de Walker, sumados al uso de CGI, que sigue siendo una tecnología muy costosa, hicieron que el presupuesto del filme aumentara en US$50 millones, hasta alcanzar los US$250 millones.
El estudio Universal por el momento no ha querido develar qué escenas llegó a rodar el actor.

Grandes avances

"La tecnología ha mejorado muchísimo en los últimos años y cada vez es más difícil notar la diferencia entre un plano real y uno creado utilizando CGI", asegura en conversación con BBC Mundo Mike Chambers, presidente del consejo de la Sociedad Estadounidense de Efectos Visuales.
"Lo primero que se hace es utilizar un doble de cuerpo con un aspecto físico similar al del actor al que se ha de sustituir, filmándose la mayoría de las escenas con ese doble".

Luego se ha de remplazar el rostro del doble con el del actor en cuestión. Se utilizan técnicas de animación para asegurarse que los movimientos de ese rostro encajan con los del doble para que tenga un aspecto natural".
Chambers señala que en el caso de Walker "es muy probable" que tuvieran un modelo en 3D del rostro del actor hecho con un escáner o un sistema de cámaras antes de que este falleciera, ya que "eso es algo habitual en las películas de acción en las que a menudo se ha de proyectar el rostro de un intérprete en el de uno de sus dobles en las escenas peligrosas".
"Es una tecnología muy cara porque requiere mucho tiempo y mucha gente involucrada. Cada plano es único y el costo depende de la complejidad de la escena".

Paul William Walker IV1​ (GlendaleCalifornia12 de septiembre de 1973-Santa ClaritaCalifornia30 de noviembre de 2013) fue un actor estadounidense.2
Walker fue conocido por su papel de Brian O'Conner en la película de acción de carreras de calle The Fast and the Furious, repitiendo el papel en cinco de las seis siguientes películas de la franquicia. También actuó en películas como Bajo cero (2006), Timeline (2003), Inmersión letal (2005), Nunca juegues con extraños (2001) y La prueba del crimen (2006).
Tras licenciarse en biología marina en la Universidad de California, estudios que combinaba con su carrera en el modelaje, Walker comenzó su carrera como actor invitado en varios programas de televisión como The Young and the Restless y Touched by an Angel. Walker también obtuvo fama a través de películas para adolescentes tales como Alguien como tú y Juego de campeones. Fuera de la actuación, Walker fue la cara de la marca de perfumes The Coty Prestige, fragancia Davidoff Cool Waterpara hombres, y protagonizó la serie de National Geographic ChannelExpedition Great White. También fundó la organización benéfica "Reach Out Worldwide" (ROWW), una organización que provee los esfuerzos de ayuda para las zonas afectadas por desastres naturales, por lo que a menudo era elogiado por su trabajo de caridad fuera de la pantalla, tanto como la de intérprete.3
Paul Walker falleció el 30 de noviembre de 2013 en California, tras colisionar su vehículo y que éste, fuera consumido por las llamas, por causa de exceso de velocidad. Tras su muerte, tres películas en las que él estaba involucrado, fueron publicadas: Hours (2013), Brick Mansions (2014) y Fast & Furious 7 (2015). La canción See You Again de Wiz Khalifa nominada a los Premios Globo de Oro a la mejor canción original, parte de la banda sonora de Fast & Furious 7, es un homenaje a Walker


0 comentarios:

Publicar un comentario

pub4

loading...

Total de Visitantes